Nº colegiado 15.000.905

Nº reg. sanitario 4.554

Odontología preventiva en Dr. Frutos

Odontología preventiva

En la clínica dental Dr. Frutos, ubicada en Ribeira, realizamos diferentes tratamientos en odontología preventiva. Los objetivos de la odontología preventiva son:

  • Mantener la salud bucodental.
  • Disminuir los factores de riesgo causantes.
  • Estimar las necesidades de salud.
  • Intentar evitar, impedir y limitar la enfermedad.

De ahí la importancia de desarrollar un programa de prevención, mantenimiento y revisiones. El programa preventivo tiene las siguientes fases:

  • Disminución de factores causantes: caries, enfermedad periodontal, traumatismos, desgaste dentario, carcicoma.
  • Tratamiento de la enfermedad.
  • Mantenimiento y seguimiento de la salud.

Selladores: freno a la caries

  • Son resinas que se aplican sobre las caras masticatorias de los dientes.
  • Disminuyen la probabilidad de padecer caries en los dientes sobre los que se colocan.
  • Actúan como barreras de protección, evitan que los restos de alimentos se alojen en los relieves de los dientes.
  • Convierten las caras masticatorias de las piezas dentales en superficies lisas y fáciles de limpiar.
  • Suelen aplicarse en niños de 6 a 7 años, cuando los dientes definitivos comienzan a salir.
  • Aunque el sellador facilita la limpieza, no se debe descuidar el cepillado, si no se efectúa una correcta higiene puede surgir una caries cerca del sellador.
  • La colocación de los selladores no daña el esmalte, no requiere anestesia, el dentista cepilla la pieza y la pincela con una crema, que endurece al aplicarle una luz especial.
  • Los selladores duran bastante tiempo, pero es necesario el control periódico del dentista para controlar su estado.

Prevención

Nuestros tratamientos van encaminados a prevenir fundamentalmente la caries, la enfermedad periodontal (piorrea) y la maloclusión (alteración de la posición de los dientes). Los tratamientos más usuales son:

  • Controles periódicos de la placa bacteriana.
  • Fluorizaciones, para reforzar el esmalte de los dientes sanos.
  • Selladores, para proteger los dientes permanentes de las caries.
  • Detectar caries en su estado inicial.
  • Las ventajas de estos tratamientos son su corta duración, mínima molestia y un resultado final más económico para el paciente.

El flúor: cuida nuestro esmalte

El flúor es un elemento que refuerza el esmalte, lo hace más resistente a los ataques ácidos, que inician las caries. El flúor está presente en el té, el agua y la sal fluorada y también en el pescado, huevos y marisco. Se recomienda un aporte extra en zonas donde el agua de bebida tenga un contenido de flúor bajo.

El flúor se puede emplear directamente sobre los dientes en casa (colutorios, dentífricos), en la consulta dental (geles, barniz) o aplicarse por vía general (gotas o comprimidos). Si se usa flúor en casa deben colocarlo fuera del alcance de los niños, para que no sea ingerido accidentalmente por ellos. Si el niño mientras se enjuaga traga una pequeña cantidad de colutorio, se aconseja que beba un vaso de leche para neutralizarlo, retardando la absorción.

Los colutorios o enjuagues de flúor se presentan para uso diario o semanal. Se aconseja realizar el enjuague antes de dormir, pues no debe ingerir alimentos ni líquidos, hasta una hora después.

Para un uso correcto del colutorio de flúor:

  • El niño introduce en la boca 5ml del líquido, si tiene 6 años o 10ml si el niño es mayor.
  • No es recomendable el uso de colutorios antes de los 6 años.
  • El enjuague se realiza durante 60 segundos y posteriormente se expulsa, evitando comer o beber durante los 60 minutos siguientes.

La aplicación de un exceso de flúor puede manchar y debilitar los dientes, incluso provocar intoxicaciones. Si el paciente es portador de implantes dentales está totalmente contraindicado el uso de colutorios de flúor.

Obturación

Se trata de un modo de reparar una pieza dental dañada o con caries y devolverle su forma, función y estética ideal. El dentista retira el material cariado, desinfecta y rellena la zona afectada con un material. Este material de restauración puede ser: composite (del color del diente) o amalgama de plata y mercurio (color metálico). La duración de ambos en boca suele ser de 5 a 8 años aproximadamente, aunque depende del tipo de paciente: higiene bucal, zona y pieza afectada, si rechina los dientes o muerde objetos.

Icono productos

Amplia experiencia

Icono productos

Gran variedad de especialidades

Icono productos

En continua formación

Icono productos

Excelente atención al paciente

Visítanos en Ribeira

Avenida do Malecón, 58, 4ºA - 15960 Ribeira (A Coruña)